Desde El Fuerte Sinaloa, noviembre 30, 2022

Con la salida del sol…

ELUCUBRACIONES POLÍTICAS.

Con la salida del sol…

Apenas amanece en el pueblo mágico de El Fuerte y se empieza a conocer las consecuencias de una noche de fiesta, sí la celebración del grito de independencia, celebración que ya apuntalo al pueblo mágico de El Fuerte como un destino obligado para esta fecha.

Sí bien es cierto, la derrama económica es por demás importante, digamos que la mejor fecha en todo el año. Comerciantes, restauranteros, hoteleros y muchos más son los beneficiados.

En una pequeña pero exacta encuesta realizada por un servidor entre quienes asisten a esta celebración en mención, estos dijeron y fueron coincidentes en que el interés de acudir al pueblo mágico de El Fuerte era más que nada por la libertina diversión que ahí imperaba en esa fecha, más que escuchar el grito de independencia.

Y es que ese día, el pueblo mágico de El Fuerte se vuelve una inmensa cantina al aire libre, la libertad es tal que no hay restricción alguna para nada y para nadie, a la vista de todos y de todas el desenfreno y los excesos son el común denominador

En lo personal comparo esta celebración con Woodstock (1969) o Avándaro (1971) para los que saben de historia.

El asunto es que administraciones de diferentes colores partidistas van y vienen y siempre se comprometen a salvaguardar la permanencia y seguridad de los monumentos históricos que son testigos mudos alrededor de esta ilimitada y desenfrenada fiesta y nunca cumplen.

Hoy con la salida del sol, somos testigos del muladar en el que quedo convertido el centro histórico, pero más denigrante las afueras de la iglesia, una vergüenza y falta de respeto.

Con la salida del sol, el hedor de los cientos de litros de agua de riñón (orines) que fueron esparcidos en las arcaicas paredes de la iglesia y de los edificios históricos, invaden el aire y lo vuelven irrespirable, no solamente en el centro histórico, sino también en una gran área circundante a su perímetro a los que llega por los vaivenes del aire.

Las heces fecales parecen confetis muilticolores de diferentes tamaños, regados sobre los pisos del centro historico, al igual, simulando un campo minado.

Año con año la multitud crece y la seguridad disminuye, primero era el gobierno tricolor, después el blanquiazul y hoy el Vinotinto, al final ninguno ha puesto atención alguna en salvaguardar el patrimonio histórico de otrora pueblo mágico.

¿O acaso me equivoco?

Con los atentos saludos.

Roberto René Vega Vega.

  • Nueva Radio, El Fuerte, Sinaloa, México