Desde El Fuerte Sinaloa, noviembre 30, 2022

DON AMADOR URIAS VALDEZ: FRAGMENTO DEL LIBRO RECUERDOS DE SAN BLAS LIC. LUIS EDUARDO PRECIADO GARCIA.-

FRAGMENTO DEL LIBRO RECUERDOS DE SAN BLAS
LIC. LUIS EDUARDO PRECIADO GARCIA

PERSONAJES DE MI PUEBLO
DON AMADOR URIAS VALDEZ
Uno de los últimos filarmónicos de la vieja época, que fue integrante de la Banda Mochis de don Porfirio Amarillas, donde fue reconocido como uno de los mejores clarinetistas de la región, recuerda con nostalgia de las melodías que las personas de aquella época pedían, entre ellas: Recuerdos a Lola, Brisas de Mocorito, 3 de Octubre, Maby, Ingrato dolor, Sentencia, El Cafetal, entre otras.-
Nace en “LA CUESTA BLANCA” sindicatura de San Blas, el 20 de mayo de 1925, pero siendo muy chico su familia se traslada a El Campo Esperanza, donde vivió su infancia y parte de su juventud, sus padres fueron Rosario Valdez y Manuela Arias, fue el último de 4 cuatro hermanos.-
Antes de cumplir los 15 años, tuvo que trabajar para el sustento familiar cortando caña en El Campo Esperanza, también manejo un vehículo jalado por 4 cuatro mulas para sacar los vehículos que se atascaban en los lodosos caminos vecinales de esa región y llevaba “lonche” a los cortadores de caña.-
El 24 de JUNIO
El mero día de San Juan, Amador se levantaba muy temprano para escuchar a unos indígenas que formaron un grupo musical con dos violines, tololoche, un banyo y una guitarra que se paseaban por las calles del Campo tocando las mañanitas a San Juan, todas las damas iban vestidas de Rojo, como la túnica de San Juan, el primer instrumento musical que toco fue una guitarra que le regalo y le enseño a tocar su hermano Ernesto.-
Su interés por la música era muy grande y como en el Campo Esperanza existía una banda de Música que organizaba el profesor Jacinto Ramírez, quien le enseño a leer música y a los 15 quince años se integró a esa Banda tocando la batería, por algo tenían que empezar e hizo méritos para pertenecer a esa agrupación musical.
Años después, el Profesor Jacinto Ramírez, le enseño a tocar el clarinete y se unió a banda de Juan Leyva en San Blas, quien le regalo un clarinete muy viejo, el cual desarmo, aceito y le coloco algunas piezas nuevas para poder tocarlo, le prestaron un método para aprender a tocar el clarinete, le explicaron el valor de cada nota y en un mes y medio aprendió 65 LECCIONES DE CLARINETE.-
Cierto día el profesor Ramírez viendo sus avances en cuestiones de aprendizaje, le dejo una tarea, apréndete estas notas las prácticas y mañana vienes y me dices cual canción es. Al día siguiente desde que salió de su casa, por toda la calle iba tocando “EL SAUCE Y LA PALMA”, canción de moda de esa época que le habían dejado de tarea, le dieron trabajo de planta en la banda y ya cobraban a 6 SEIS PESOS LA HORA, era el año de 1940, hace nada menos que 76 años. En estas fechas las Bandas cobran entre 5 y 10 mil pesos la hora, Dependiendo de la categoría de las Bandas.-

LOS FERROCARRILEROS ERAN PARRANDEROS
La columna vertebral, el crecimiento poblacional y económico de San Blas, fue precisamente la llegada del ferrocarril y con ello llegaron grandes comerciantes Mazatlecos como Boulevarnig Company, Melchers Sucesores, Etchegaray, Almacenes valle del Fuerte, entre otros y Por la gran derrama económica que existía en este pueblo y el inusitado movimiento comercial que ocasionaron dichas empresas, qué tiempos aquellos cuando San Blas, el punto de convergencia donde concurrían numerosas caravanas de gentes que se dedicaban a diferentes oficios, Las ferias anuales tenían un movimiento inusitado por las grandes cantidades de gentes que llegaban de diversas partes de la república, festividades que prolongaban por varios días, Había carreras de caballos, peleas de Gallos, ruletas, grandes bailes con las mejores orquestas donde se daban cita ricos y pobres, en fin eran múltiples las distracciones que los Samblaseños de esa época disfrutaban, no conocían la crisis.-

Los ferrocarrileros parranderos, inspirados por el ambiente festivo que reinaba y animados por los acordes de Bandas, se bebían cantidades industriales de vinos, licores y mezcal, ya que se consumía poco la cerveza, había mucho trabajo para los filarmónicos, que se amanecían tocando en las cantinas y fondas instaladas por la Calle 20 de Noviembre, la principal de esa población,

En Empalme otro gran centro ferrocarrilero, Don Amador fue invitado a participar en una orquesta que formaron sus amigos indígenas del Campo Esperanza, con ellos tocaba la guitarra, años después retorna al Campo y se une a la banda de LEONARDO SAÑUDO, de La Constancia y de ahí se va a a Ahome, con la BANDA DE FELICIANO IBARRA, padre de Nacho Ibarra; Paso después a la Banda de Julio Avilés, banda sinaloense de Juan Quiñonez y Banda Mochis de Porfirio Amarillas, grabando en San Bartolo, en El Estado de México en 1965.-

Al Regreso de esa gira, en ese año, se casó en San Blas, con Reynaldo Pacheco Rodríguez, con quien procreó 4 hijos, ahí En San Blas formo la Banda “JACARANDA”, INTEGRADA por Manuel Camargo, Manuel soto, Mariano y Arnoldo Moreno y Humberto Cota y sus hermanos, que posteriormente formaron el famoso grupo de LOS HERMANOS COTA.-

En Guasave trabajo en la Banda FLOR DE CANELA, de Pablo Arredondo y Banda Popular de Los Hermanos Urías, en ciudad Obregón con la Banda Popular de Rogelio Sandoval, Formo parte del grupo norteño “LOS HERMANOS CASTRO”, de Pedro Castro, un grupo norteño donde tocaba saxofón y clarinete.-

En el Fuerte participo con la Banda PERLA AZUL, de Juan Osorio Armenta y recuerda entre sus compañeros a Jesús “el tuti” Camargo, Juan “El cuate” Enríquez, Tomas “el machi” Gastelum, Rafael Lugo y Francisco “Chico” Ayala y al desintegrarse formaron el grupo “LOS KANTYS”, CON Somero en el órgano melódico.-

Por último se unió a la Banda “KOLACHERA” DE Héctor Valdez, en la cual daba clase de música a los jóvenes integrantes de esa Banda, la que duro por espacio de 7 años y se desintegro.
A sus 95 noventa y cinco años de vida, siguió tocando el clarinete y formo un grupo ranchero denominado “CHINOBAMPO”, tocando música al estilo de Los Noreños de Mazatlán, amenizando una fiesta de cumpleaños en Tetaroba en casa de Héctor “EL FINO” Gastelum.-

Falleció a los 98 años en lo que fue su última moraa ubicada en el Campo Esperanza en la madrugada del dia 2 dos de noviembre de 2022..-

  • Nueva Radio, El Fuerte, Sinaloa, México