Desde El Fuerte Sinaloa, enero 28, 2023

LA AGONIA DEL SINDICATO DEL AYUNTAMIENTO DE EL FUERTE.-

LA AGONIA DEL SINDICATO DEL AYUNTAMIENTO DE EL FUERTE.-

Después de la nota publicada por Periodismo Disruptivo de este medio de comunicación, donde se comprueba el nuevo salario del líder sindical de los trabajadores al servicio del H. Ayuntamiento de El Fuerte Jesús García, los agremiados ya saben de que lado esta su líder sindical, y no es para protegerlos y velar por sus derechos.

El organismo sindical viene siendo golpeado desde trienios anteriores con episodios bochornosos, hoy de nuevo entra a escena el regidor José Mara Flores Soto para mermarlo como lo hizo cuando era secretario del Ayuntamiento durante el periodo de Marco Vinicio Galaviz, en aquellos años manejo a su antojo al ex líder sindicar Zenaido Chacón, inventaban huelgas y arreglos, “Chema” Flores intento utilizar sin éxito el sindicato para sus aspiraciones y proyecto político de 2016, el sindicato se convirtió en un circo donde Zenaido Chacón fue destituido, por último en un albazo buscaron la sindicalización ilegal de más de una treintena de trabajadores, la ex presidenta Nubia Ramos no acepto las nuevas sindicalizaciones de gente del ahora regidor, impuso a Maribel Barreras, y al mismo Jesús García como sustitutos.

Fueron cinco años donde Nubia Ramos solo les ofreció promesas a los sindicalizados, donde los trabajadores sufrían el viacrucis por obtener sus derechos que les corresponden por ley, muchos trabajadores con varios años de antigüedad se quedaron esperando su base sindical prometida por la ex presidenta, quien al igual que José María Flores planeo un albazo, no para sindicalizar una treintena, si no más de un centenar de trabajadores solo para dañar al hoy presidente Gildardo Leyva, ¿Por qué si Nubia tuvo cinco años para sindicalizar no lo hizo antes?, a ningún presidente le interesa sindicalizar por la carga económica que esto conlleva, pero no por austeridad, sino porque no quieren dejar de acomodar sueldos a modo, como lo hace hoy Gildardo Leyva, quien sabe cargar y muy bien la bandera de la falsa austeridad.

Hoy, entre José María Flores y el secretario Edgar Adair encontraron un nuevo modo de prolongar la larga agonía del sindicato, compraron el silencio y sumisión del líder sindical, acomodándole un sueldo de puesto de primer nivel, desde ahora dentro del organismo sindical se formarán grupos internos que van a desear el nuevo salario de líder sindical, así como dentro de los partidos se pelean por las regidurías, dicen que ya hay una posible anotada, por su cercanía con el sub director de obras públicas, aunque en campaña apoyo a Maribel Vega.

Los sueldos por demás exagerados sangran demasiado en la operatividad, los sindicalizados no obtienen sus prestaciones, y un trabajador de confianza ni siquiera puede ser atendido en servicios médicos del Ayuntamiento porque solo alcanza el dinero para atender a los sindicalizados.

Cuando Jesús García negocio con José María Flores parar la propuesta de sindicalizar más de un centenar de trabajadores por orden de Nubia Ramos, se dijo que la negociación era sindicalizar a quien verdaderamente lo merecía, hoy sabemos que la negociación jamás tuvo que ver con sindicalizar trabajadores ni buscar lo mejor para el gremio, si no crear la figura del súper líder Sindical.

Si un regidor de “oposición” como los de antes y los de ahora es sumiso por acuerdos con el presidente, ¿Por qué un líder sindical no lo seria?