Desde El Fuerte Sinaloa, septiembre 26, 2022

La inevitable salida de Alito del PRI.

BREVE Y PRECISO.

DOMINGO FÉLIX TORRES.

La inevitable salida de Alito del PRI.

La defensa de Alito es imposible. Ni el PRI, ni la coalición opositora, menos el pueblo de México lo puede defender.

Su paso por la administración pública ha dejado un tiradero. Cómo dirigente del PRI intentó jugarle las contras al presidente, pero con tantos “cadáveres en el armario” ¿cómo?

Los mismos priistas lo ven como apestado… lo mascan, pero no lo tragan.

En el PAN la opinión de Alito es aún peor.

Sin embargo, en el PAN decidieron taparse las narices y soportaron al presidente del PRI como aliado, para así intentar juntos vencer a amlo.

Pero como todo lo maduro tiende a pudrirse, la salida de Alito de la dirigencia del PRI, ha llegado.

Alito saldrá irremediablemente del PRI por méritos propios.

Esto significa el fin del PRI, claro que no.

Significa el fin de la coalición, tampoco.

La coalición es algo más allá de los partidos, incluído del mismo Alito. La coalición es un tema social, es un asunto público de interés generalizado, sí, generalizado.

¿Por qué generalizado?

Porque ya la intención de voto opositor es   mayoritaria en el país, muy a pesar de que todos los días nos “mañaneen” con propaganda oficial.

Veamos algunos datos.-

En las elecciones de hace un año, en 2021, en el Estado de México, el estado más poblado del país, con 41 distritos electorales de los 300 que hay en la república, los votos de la oposición: PRI, PAN y PRD, superaron a los de morena y sus aliados.

La oposición tuvo más votos que el oficialismo.

En Ciudad de México, la segunda en tamaño de población (30 distritos electorales) la oposición le arrebató 9 de las 16 alcaldías a morena.

Igual ha pasado en 2021 en Durango y Aguascalientes, dónde también en 2021 ganó la oposición.

La caída de morena es evidente; caída impulsada por la desaprobación sobre el presidente y su gobierno en prácticamente todos los campos.

Las encuestas dicen que amlo reprueba prácticamente en todo: Reprobado en combate a la corrupción, en salud, en seguridad, en empleo, en educación, etc.

Por ello la coalición seguirá adelante, con PRI o sin PRI, con Alito o sin él. Porque la coalición opositora es finalmente una coalición ciudadana, es un deseo de la mayoría. Tal vez el PRI se quede sin Alito, pero hasta allí puede llegar el daño.

Claro, si se lo saben sacudir.

Pero lo que sí queda claro, es que la oposición crece di a día, con Alito o sin él.

¡Saludos, jóvenes!

  • Nueva Radio, El Fuerte, Sinaloa, México