Desde El Fuerte Sinaloa, diciembre 2, 2023

Letras personales: Cortas vacaciones.-

Letras personales.

Cortas vacaciones.-

Tres días de vacaciones me hicieron sí, descansar, salir de la rutina, tomar otros aires y quemar mi piel con sol de mar.

Todo estaba bien hasta que…Tuve que devolverme a la misma rutina de siempre, trabajar, trabajar y trabajar, porque para aquellos que no saben y creen que solo vivo de las letras, déjenme decirles que también me dedico a la venta de casas, y es que de las letras no se vive, sí acaso se sobrevive, pero no más.

Pero les cuento, aunque demasiado cortas, estas vacaciones me sirvieron de algo, hacia mucho que no andaba fuera de la ciudad, aunque fui aquí en corto, vi otros paisajes, otras caras y degusté una gran variedad de platillos.

Por cierto, les platico una de esas noches estando en Culiacán, llegué a una cenaduría, tenía ganas de cenar algo tradicional y en un lugar igual tradicional, o sea en una fonde, ahí vendían tostadas, gorditas y tacos dorados, por cierto, solo de res, nada de pollo ni puerco.

Yo quería tostadas de pata y me la volé, como comentario antes no me gustaban las patas de puerco, uffa y ni verlas ni olerlas, hoy soy fan de ese platillo, principalmente en tostadas.

Según letrero al frente del local, esa cenaduría que les comento, data del año de 1960 y hasta la fecha funcionando, pero que creen, me encontré ahí en una mesa junto a su esposa como cualquier comensal, al ex presidente (destituido) de esa ciudad, a Estrada Ferreiro, tostada en mano rumbo a la boca, sin escoltas, muy quitado de la pena.

Le di las buenas noches y amablemente me contesto.

Al irse paso detrás de mí y se despidió de palabra y palmeo mis hombros cual, si fuere conocido de toda la vida, nada que ver con la rancia personalidad que le endilgan.

Bueno, los saboreo, me comí 5 gorditas y una coca cola bien helada, para aumentar los niveles de glucosa, muy ricas y una tasa de consomé de…Película.

A lo quiero llegar: Estuve reflexionando sobre mi vida personal y profesional y entre otras cosas en lo profesional, tomé la decisión de comenzar a escribir una nueva columna que habrá de llamarse “Letras personales”

En ella abre de plasmar vivencias pasadas y presentes de mi vida, y es que no veo a nadie escribir de su persona, cuando nos pasan tantas y tantas cosas al paso de los días.

Tal vez la vejez que ya permea en mi humanidad, me provoca esta sensación de escribir con respecto a mí mismo.

Voy a probar y espero sus comentarios al respecto, buenos o malos, el caso es saber si gusta o no gusta.

Por lo pronto los dejo en esta noche de lunes que ya casi termina.

Avanzamos pues.

Su amigo que los quiere y los respeta.

Roberto René Vega Vega.