Desde El Fuerte Sinaloa, octubre 6, 2022

SALUD. El pan ideal para las personas con diabetes:

SALUD.

El pan ideal para las personas con diabetes:

Los carbohidratos que el pan y otros alimentos aportan al cuerpo pueden ser de suma relevancia para evitar problemas con la glucosa.-

RENÉ VEGA: Periodismo Disruptivo. San Blas, El Fuerte, Sinaloa. A 02 de julio de 2022.- El pan es uno de esos alimentos sobre los cuales se crean las primeras dudas respecto a la posibilidad de comerlo cuando alguien tiene diabetes. Muchos se preguntan si es que tendrán que dejarlo por completo, o si podrán comerlo solo en ocasiones especiales.

La realidad es que sí puede consumirse, pero no cualquier pan, ya que solo algunos (en especial un tipo) están recomendados debido a su aporte nutricional.

El pan de centeno podría ser el pan ideal con diabetes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado el pan de centeno, ya que sus propiedades lo hacen mucho mejor que el resto de panes que podemos encontrar disponibles.

En el caso de los diabéticos, el pan de centeno podría ser útil, comenzando por el hecho de que los carbohidratos que aporta (48 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos de pan) son complejos y de lenta absorción, lo que los vuelve idóneos para mantener el azúcar en sangre más estable.

Por si fuera poco, el pan de centeno aporta una considerable cantidad de fibra, y se ha visto, según reporta Healthline, que también ayuda a controlar los niveles de glucosa; por esta razón, el Centro para la Diabetes Joslin recomienda una ingesta de entre 20-35 gramos de fibra diarios.

Además, el pan de centeno aporta una mínima cantidad de grasas, pero ofrece un alto aporte de minerales como el calcio, hierro, fósforo, zinc, selenio y sodio, y ácidos grasos buenos, como el ácido linoleico.

Y este pan no solo se queda ahí, ya que también se ha visto que gracias a la cantidad de granos del que está elaborado, aporta una considerable cantidad de vitaminas, particularmente las del grupo B.

¿Qué otros panes pueden ser buenos en la diabetes?

La Asociación Americana de Diabetes (ADA) indica que el pan o los alimentos que son poco procesados (manzanas, moras azules, fresas, avenas, arroz café,…) deben ser el equivalente de solo un cuarto del plato, por lo que si bien están permitidos, no deben consumirse en exceso.

Lo más recomendable según esta academia, es consumir panes que sean integrales o pan de cereales integrales, evitando totalmente el pan blanco, ya que está hecho de harina muy procesada y contiene azúcar agregada.

El problema con los productos que son muy procesados, es que los carbohidratos que aportan se digieren y absorben muy rápido, lo que aumenta de manera significativa los niveles de azúcar en sangre.

Lo ideal es elegir panes que tengan granos, como el pan de linaza, el pan de salvado de avena o el pan pita de trigo. Los panes caseros, siempre y cuando sean altos en fibra y bajos en azúcares también pueden ser una buena opción.

Los carbohidratos en la diabetes: lo que tienes que saber

La ADA informa que incluso si una persona tiene diabetes, los carbohidratos no deben ser totalmente eliminados de la dieta, pues éstos son de suma importancia para el equilibrio del organismo.

Los carbohidratos, una vez que son procesados por el cuerpo, se convierten en glucosa, que entonces pasa a la sangre, elevando los niveles de la famosa azúcar (glucosa) en sangre.

Esta glucosa es utilizada por el cuerpo para realizar nuestras actividades, como caminar o pensar. La glucosa, de hecho, es fundamental para el cerebro, que requiere de ésta para “alimentarse” y poder llevar el control del organismo, y es utilizada por el resto de órganos para poder cumplir sus funciones.

La importancia de los carbohidratos es notoria, pues controlan los niveles de glucosa en sangre, sin embargo, su ingesta excesiva o deficiente puede conducir a:

Hiperglucemia: niveles de glucosa en sangre que son mayores a 100 mg/dL en ayunas, o mayores a 160 mg/dL después de la comida. Normalmente se produce por que la insulina en el cuerpo no es suficiente para procesar la gran cantidad de glucosa (que puede ser secundaria a una gran ingesta de carbohidratos).

Hipoglucemia: niveles de glucosa en sangre que son inferiores a 55 mg/dL. Usualmente es resultado de no consumir suficientes carbohidratos o de una mala dosis de medicación.

Ambas problemáticas representan un riesgo a la salud y a la vida, ya que si no son tratadas de manera adecuada y en el tiempo requerido, pueden conducir a la muerte, principalmente la hipoglucemia, que induce al cuerpo en un “apagón”, donde las actividades de los órganos cesan.

Por esta razón, la recomendación es no eliminar por completo los carbohidratos, lo ideal es equilibrarlos.

Los otros beneficios del pan de centeno

Además de que son idóneos por sus aportes nutricionales, un estudio de la Universidad de Finlandia Oriental, encontró que los compuestos en el pan de centeno pueden producir aminoácidos y péptidos que tienen un impacto en el metabolismo de la insulina.

Un mismo estudio de la misma universidad, demostró que algunos de los derivados de la trimetilglicina (que está en el centeno), pueden ayudar a proteger al corazón y mejorar su rendimiento al disminuir la necesidad de oxígeno de las células.

  • Nueva Radio, El Fuerte, Sinaloa, México