Desde El Fuerte Sinaloa, julio 24, 2024

Se reduce 4 años la esperanza de vida en México:

Se reduce 4 años la esperanza de vida en México:

Baja de 75 años en 2019 a 71 en 2021, según datos del Programa de la ONU para el desarrollo.-

RENÉ VEGA: Periodismo Disruptivo. CDMX. A 31 de mayo de 2022.- Por primera vez en un siglo, la esperanza de vida en México bajó cuatro años, al pasar de 75 en 2019 a 71 en 2021, seis años menos que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que es de 81.

La pandemia no es lo único que coincide con dicho periodo, también lo hace el ingreso de la 4T en el gobierno, temporada en la que se incrementó el rezago en materia de salud, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, lo que sólo aumentó las carencias que ya se tenían.

 

 

El hecho significativo es que, en 2020, cuando la COVID-19 apenas hacía acto de presencia en México, el acceso a la salud ya había empeorado, lo anterior debido a que, en 2015, 16.7 por ciento de la población registraba carencia de este acceso, y en 2020 el porcentaje había subido hasta llegar a 21.5.

Y aunque ser derechohabiente no significa acceso efectivo y calidad en la atención y en los servicios, en la pandemia el acceso oportuno a la salud fue una cuestión de vida o muerte.

De acuerdo con datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la República Mexicana fue una de las ocho naciones en todo el mundo donde la cifra se redujo en al menos cuatro años, tendencia que puede seguir por algunos años más.

Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director del Instituto Nacional de Geriatría (Inger), aún espera que la trayectoria cambie, aunque admitió que el rezago en materia de salud aún es el gran reto que se debe vencer para ello.

“Si bien la pandemia fue un efecto que debilitó a los sistemas de salud a nivel internacional, en México puso en evidencia lo que ya sucedía, pero de manera más aguda”, detalló. Sin embargo, también insistió en que la constante actualización de los servicios de salud y el incremento de recursos en la materia tienen que ir acompañados de la educación, pues son las enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer y la obesidad las que provocan cada vez más muertes, además de deteriorar la calidad de vida.

Para Alejandro Canales Cerón, investigador del Departamento de Estudios Regionales, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), es muy probable que la inclinación de los datos se mantenga por unos años a la baja y posteriormente recupere sus niveles habituales, algo que debe ir de la mano con la actualización de los servicios de salud.

“Es muy probable que la esperanza de vida se reduzca por un periodo breve. Había un efecto estructural para aumentar la esperanza de vida, y esto (la pandemia) lo tiró”, dijo.

Con información de : https://heraldodemexico.com.mx/