Desde El Fuerte Sinaloa, julio 21, 2024

Tokio, Japón: Rompe récord la temperatura, se registra la más alta desde 1875.-

Tokio, Japón:

Rompe récord la temperatura, se registra la más alta desde 1875.-

RENÉ VEGA: Periodismo Disruptivo. Tokio, Japón. A 30 de junio de 2022.- La temperatura alcanzó este jueves los 36,4 grados en el centro de Tokio, récord histórico para el mes de junio, y con el país inmerso en una alerta energética y preocupación por una posible saturación de la red de suministro.

El centro de la capital nipona comenzó la mañana por encima de los 25 grados y la temperatura se fue incrementando hasta sobrepasar los 36 a las 13 horas (hora local), una temperatura nunca vista para este mes desde que se iniciaron los registros en 1875.

En las prefecturas colindantes de Saitama y Chiba, la temperatura llegó hoy a los 39 y 36 grados respectivamente, que se espera se mantengan también durante el fin de semana.

Esta ola de calor llega en un momento de escasez de suministro eléctrico, después de que el pasado domingo el Gobierno nipón emitiera una alerta en la que advertía que se podrían producir cortes en Tokio a lo largo de la semana, e instara al ahorro energético por parte de los ciudadanos.

Este jueves también se dio a conocer la noticia de que una de las unidades de la planta termoeléctrica de la ciudad de Iwaki, en Fukushima (noreste de Japón), había suspendido su producción por problemas en sus equipos, reduciendo a la mitad la cantidad de energía que suministra a la empresa energética Tokyo Electric Power (TEPCO).

“Ha habido un problema en el centro, pero esperamos que se pueda recuperar el funcionamiento normal esta tarde”, dijo hoy el viceportavoz del Ejecutivo nipón, Yoshihiko Isozaki, en una rueda de prensa, donde también instó al ahorro energético.

Según la Agencia de Gestión de Incendios y Desastres de Japón, 4.551 personas fueron llevadas a hospitales por insolación o golpes de calor en todo el país durante la semana pasada, cuatro veces más que en el mismo período hace un año.

Japón afronta una ola de calor con las temperaturas históricas más altas registradas a finales de junio, y al mismo tiempo su producción energética está mermada por su dependencia de los combustibles fósiles, cuyos suministros se han hecho más caros y escasos a raíz de la guerra de Ucrania.